Empiezan las multas en la M-30 a coches sin etiqueta ambiental

Las cámaras de vigilancia del Ayuntamiento de Madrid están multando a los vehículos contaminantes que circulan por la M-30.

Los vehículos sin etiqueta que no estén empadronados en la capital o no paguen el Impuesto de Tracción Mecánica de Madrid no podrán acceder a Madrid Central y tendrán que pagar una multa de 200 euros.

Las cámaras de vigilancia del Ayuntamiento de Madrid han empezado a multar a los vehículos contaminantes que circulan por la autopista M-30. Esta medida se aplica a los medios de transporte que no estén empadronados en la capital o no paguen el Impuesto de Tracción Mecánica de Madrid, aunque no afecta a vehículos de mercancías o motocicletas sin etiqueta.

Los turismos sin etiqueta que estén domiciliados y que paguen el Impuesto de Tracción Mecánica en la capital podrán seguir circulando hasta enero de 2025, fecha en la que se empezará a multar a todos los vehículos sin etiqueta.

El acceso a Madrid Central pasará a tener un coste de 200 euros, que puede alcanzar una rebaja hasta los 100 € por pronto pago.

Tras cuatro meses de aviso, el número de ‘accesos no autorizados’ a la zona de exclusión ha ido disminuyendo desde las 2.039 sanciones potenciales a las 1.883 en diciembre. Un 0,1 por ciento de accesos que se producen al día son ilegales.

Estos conductores han recibido una notificación a modo de advertencia, pero sin multa, en la que se les informaba de que a partir del día 15 de enero ya es una infracción sancionable.

Un total de 257 cámaras están instaladas en el interior de la M-30 y en la vía, a las que en pocos días se sumarán otras 207 para controlar el exterior de la autopista.

En general, 464 dispositivos de vigilancia y 37 cámaras en semáforos (‘fotorrojos’) se encargarán de la vigilancia de las vías.

¿algún dato desactualizado Si quieres escribirnos para cualquier consulta sobre las zonas de bajas emisiones, este es nuestro correo electrónico de contacto.