Una propuesta de ZBE en Zaragoza

Para cumplir con las leyes estatales de cambio climático, Zaragoza debe crear una zona de bajas emisiones antes enero de 2023.

Se trata de una zona de la ciudad, al estilo de Madrid Central (ahora Distrito Centro), donde se restringirá el acceso a los vehículos más contaminantes.

Poco se sabe hasta ahora sobre qué calles se verán afectadas por las restricciones, y ya que el ayuntamiento aún tiene que concluir su propuesta, donde se han previsto algunas opciones.

Con fecha de enero de 2021, hay una propuesta en la que los límites de esta zona de bajas emisiones abarcaría la antigua ciudad romana (delimitado por Coso, Cesar Augusto y Paseo Echegaray), parte del barrio de San Pablo, La Magdalena, y entre Independencia y César Augusto hasta el Paseo María Agustín.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento se insiste que los límites de la futura ZBE aún están por determinar. Si esta acaba siendo la solución final, muchas de las calles conocidas como el primer cinturón de la ciudad quedarían fuera de la zona de bajas emisiones, que es el conformado por los paseos la actual zona cero que contempla el Protocolo de actuación ante episodios de alta contaminación por dióxido de carbono ( paseos Echegaray y Caballero, María Agustín, Pamplona, Constitución y de la Mina; y las calles Asalto y Alonso V).

Hay que recordar que la Ley de Cambio Climático no especifica la extensión que deben tener las bajas emisiones, ni siquiera menciona qué vehículos específicos estarían excluidos de utilizarlas.