Málaga licita el proyecto para implantar una Zona de Bajas emisiones

El proyecto para crear una ZBE en Málaga cuenta con un presupuesto de algo más de 5 millones de euros (IVA incluido) y se financia en parte con 3,7 millones de euros procedentes de los fondos europeos Next Generation.

Según la estimación inicial, la zona de bajas emisiones se extenderá en una zona de 437 hectáreas (unos 624 campos de fútbol). Los accesos a dicha área estarán controlados en 97 puntos por cámaras que registrarán las matrículas de los vehículos que accedan al mismo.

La ZBE de Málaga se dividirá en tres áreas:

  • General
  • Centro histórico, un entorno de interés protegido, desde El Perchel hasta el Paseo de Sancha
  • Soho

El proyecto actual contempla diferentes niveles de acceso para las distintas áreas de la zonas de bajas emisiones. La primera de ellas y la que tiene restricciones más férreas es la zona interior, que comprende la almendra central y la zona del Soho. A esta zona sólo podrán acceder los vehículos autorizados, con excepciones como las que se puedan para las tareas de carga y descarga o los permisos temporales. También se permitirá el acceso a parkings públicos, para lo que luego se cotejará el listado de matrículas con el de los aparcamientos.

En la segunda zona, la zona exterior, se podrá acceder dependiendo de la etiqueta de emisiones del vehículo (pegatina de la DGT), unido a los criterios ya existentes en la zona interior. Para este área se estudian que las medidas sean menos permisivas con los vehículos contaminantes según se vayan avanzando los años.

A los residentes se les permitirá enviar invitaciones en momentos puntuales y delimitados en el tiempo, de manera que puedan recibir visitas. Esto se gestionará mediante una app que también recogerá usos.