Fuenlabrada plantea una moratoria de 18 meses para su primera ZBE

El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha puesto a consulta pública de la ciudadanía el proyecto para implantar una zona de bajas emisiones en el casco urbano a partir del 1 de enero de 2023, aunque prevé establecer «una moratoria de 18 meses para su implantación efectiva».

De esta forma, el ayuntamiento establecerá «una zona de tan solo 0,6 kilómetros cuadrados donde se permitirán vehículos con etiqueta ECO y cero emisiones», así como a vecinos, trabajadores, empresarios, hosteleros y para carga/descarga, tal y como se señala en la nota descrita.

“El objetivo de la ZBE es proteger la calidad del aire de la ciudad y por tanto la salud de sus ciudadanos”, insisten desde el Ayuntamiento, que también ha puesto a consulta pública el Plan de Movilidad Urbana Sostenible y un Plan de Mejora de la Calidad del Aire en Fuenlabrada.